Uso masivo de test olfativo multiplicaría 20 veces detección de casos COVID asintomático

Investigación UC reveló que la pérdida súbita del olfato en pacientes, es más prevalente que los síntomas por fiebre, tos seca o dificultad para respirar.

Un desarrollo de Ingeniería de la Universidad Católica (UC) y el Centro de Aromas y Sabores de Dictuc, con el apoyo de la Red de Salud UC CHRISTUS y del Instituto Milenio Fundamentos de los Datos, demostró que la aplicación de un test olfativo rápido y masivo multiplicaría 20 veces la actual detección de casos Covid-19 asintomáticos.

En los cerca de mil casos pesquisados en las pruebas de validación del test de aromas UC, a quienes además se les realizó el examen PCR, un 57% tenía como síntoma prevalente la pérdida del olfato, seguido de tos seca, fiebre y dificultad para respirar.

“Asimismo, esta tendencia se registró en una consulta a 2,5 millones de personas en el Reino Unido y Estados Unidos, donde la alteración aguda del sentido del olfato alcanzó un 65% entre los pacientes covid positivo”, destacó Eduardo Agosín, académico de Ingeniería UC.

El coordinador del proyecto señaló que en Chile al igual que en otros países, la pérdida súbita del olfato es un síntoma característico del Covid-19, más prevalente que la fiebre, tos seca o dificultad para respirar.

“Según nuestras proyecciones, la incorporación de un test olfativo rápido y masivo, como aduana sanitaria y en la etapa de desconfinamiento, permitiría tamizar la población para un uso mucho más selectivo del test PCR”, agregó el investigador.

Eduardo Agosín precisó que sólo se aplicaría a aquellos individuos que muestren pérdida total o parcial de su capacidad olfativa, para corroborar la positividad de la enfermedad. “El resultado no sólo es inmediato, sino que permitiría testear 20 veces más individuos, por el mismo costo actual en exámenes PCR”, añadió.

El académico de Ingeniería UC adelantó que a la fecha han distribuido más de mil kits olfativos rápidos, que están siendo usados en actividades mineras, centros mayoristas de supermercados, transporte y otros servicios. Estos han sido aplicados como aduana sanitaria, permitiendo identificar y aislar rápidamente casos sospechosos.

El test olfativo tiene una rapidez de tres minutos, un precio de 250 pesos por unidad y una entrega de resultado inmediato. Cada kit incluye seis aromas en botellas con gotero, bandas de papel desechable y acceso a una plataforma web para realizar la prueba.

En tanto, la implementación de la prueba sólo necesita de un dispositivo electrónico con acceso a Internet, como un computador, una tablet o un smartphone. Tampoco requiere de personal de salud para realizar la evaluación.

La pérdida total o parcial del olfato, conocida como anosmia e hiposmia, es un marcador temprano y característico de la infección por Covid-19. De ahí la importancia de esta herramienta, que permite medir objetivamente este síntoma.

Para los investigadores, la aplicación de un test olfativo rápido y masivo permitiría evitar posibles rebrotes de la enfermedad, asegurando una pronta y segura reapertura de la economía nacional.